El equipo artesano d' Asie, continúa asegurando todos los repartos a domicilio.

0

Tu carrito está vacío

Wabi sabi: el arte japonés de la perfección y la imperfección

Wabi sabi: el arte japonés de la perfección y la imperfección

los wabi sabi, el arte japonés de la perfección y la imperfección, es cada vez más adoptado por los occidentales. Este énfasis en el aspecto imperfecto de las cosas se aplica a varias áreas. El concepto está inspirado en principios budistas y taoístas. Esto es lo que necesita saber sobre wabi sabi.

wabi sabi

Un concepto muy antiguo

El wabi sabi, ligado tanto a la estética como a espiritualidad, se remonta aproximadamente al siglo XII. También aparece en la literatura japonesa del siglo XV. Wabi se refiere a humildad, a la soledad y en el melancolía, mientras el sabi evoca la alteración y la decaimiento causado por el desgaste del tiempo. Es un estado de ánimo y esteticismo que se encuentra en las viejas piedras del jardín, hechas de arena, rocas y musgo.

Wabi sabi también está vinculado a la historia de Ceremonia del té como se practica en Japón. Es un maestro de la ceremonia del té, Sen No Rikyu, que habría adaptado el ritual a las sensibilidades japonesas. Cuenta la leyenda que Rikyu, encargado de limpiar el jardín de un maestro de té, supuestamente dejó caer algunas flores de cerezo al suelo después de poner todo en orden. Se dice que este toque de imperfección es el origen del wabi sabi.

El cambio fue notable ya que la ceremonia del té, que se originó en China, se basó originalmente en objetos lujosos. La práctica en Japón ha evolucionado hacia el uso de utensilios hechos a mano con un diseño más tosco. Rikyu incluso transformó el jardín donde se estaba llevando a cabo la ceremonia para que pareciera una choza campesina.

El concepto sigue vigente hoy en día para las ceremonias tradicionales del té, en las que se utilizan utensilios imperfectos y reparados en un entorno sin lo superfluo. Con frecuencia se utilizan tazas de té que tienen décadas, incluso siglos. Los utensilios suelen llevar las marcas que dan testimonio de varios usos anteriores.

Los principios así establecidos buscan orientar la existencia de tal manera que se aprecie lo imperfecto y perecedero. La belleza se alcanza desde la fealdad. La observación de la naturaleza destaca los detalles pasados ​​por alto.

Varios estudiosos presentan wabi sabi como un concepto que enfatiza la singularidad en lugar de la uniformidad. Este concepto puede influir tanto en la forma en que organiza su interior como en su forma de vida. Como cada uno tiene su propia personalidad, cada uno tiene su propia forma de traducir el paso del tiempo en su existencia. Cada persona lleva consigo lo que necesita para ser feliz. Lo superfluo le impide alcanzar la serenidad.

Wabi sabi y las artes

Wabi sabi tiene una fuerte influencia en arte japonés. A menudo se recuerda el aspecto efímero de la belleza. los concepto de belleza a través de la imperfección es parte de la cultura japonesa. La poesía también lleva esta cultura de humildad e imperfección. Se encuentra en algunos haikus, cuya estructura se presta bien para expresar la belleza instantánea de un momento muy breve. El haiku parece una pintura sujeta a interpretación.

El arte floral también está vinculado al wabi sabi. Encontramos este arte en la sencillez de una flor instalada en un jarrón. Ikebana, el arte de las flores, se basa en la asimetría. El arreglo floral busca resaltar la belleza eliminando lo superfluo y observando la naturaleza. En una tierra propensa a erupciones y tsunamis, la importancia de aprovechar el momento en su sencillez es de gran importancia.

En un jardín zen se puede notar esta sensibilidad al paso del tiempo. El musgo simboliza el paso del tiempo, al igual que los arbustos aún jóvenes y los pétalos de las flores. En cuanto a ellos, la arena y las piedras representan el aspecto inmutable de las cosas.

Artículos reparados

Los elementos reparados son una parte integral del concepto de wabi sabi. Utilizando la técnica de reparación de objetos, el kintsugi, se aplica polvo de oro a las marcas y grietas de los utensilios de uso prolongado. Esta es una vieja tradición que es muy relevante hoy en esta época en la que el reciclaje está en el centro de atención. Los utensilios no se tiran y se siguen utilizando.

Al hacerlo, los artesanos se inspiran en el wabi sabi para afrontar el paso del tiempo y encontrar una función a lo que sufre el desgaste del tiempo. El kintsugi también se da como ejemplo en medicina cuando llega el momento de ilustrar el funcionamiento del cuerpo que sigue viviendo con todas las heridas que ha sufrido. Este arte se convierte entonces en el símbolo de resiliencia, representado por el que atraviesa sus heridas y se vuelve más fuerte y más bello.

Decoración de interiores

Está en el decoración de tu interior que la influencia de wabi sabi se puede manifestar de la manera más concreta. Se trata de organizar la decoración teniendo en cuenta que la imperfección y la sencillez pueden hacer que un interior reconfortante y pacífico. Por supuesto, no debe entenderse que el mantenimiento y la organización deban evacuarse por completo.

Lo importante al aplicar el wabi sabi es elegir formas naturales y colores simples que ilustren este concepto. La madera, la piedra y el vidrio sin tratar corresponden a esta filosofía. La decoración puede utilizar elementos que haya tenido durante mucho tiempo y que muestren algunos signos de desgaste.

El wabi sabi para ayudar a vivir

Wabi sabi es un arte que ayuda a aceptar la vida diaria. La forma y el espíritu de este concepto son los dos fundamentos para aplicar en la vida diaria. La forma representa su manifestación material, que se manifiesta en los objetos y en la forma de organizarlos en nuestro entorno. La mente está relacionada con las nociones filosóficas involucradas en wabi sabi.

La combinación de forma y espíritu de wabi sabi nos permite aprender a aceptar la vida con sencillez y humildad al apreciar la belleza natural de lo que nos rodea. Quien aplica este concepto llega a experimentar alegrías que la gente común no puede percibir. Estas pequeñas alegrías se sienten frente a un paisaje o un objeto, así como en momentos de compartir con amigos o familiares.

Este estado mental requiere que presta atención a los detalles de todo lo que te rodea, ya sean personas o cosas. Comenzarás a distinguir imperfecciones en un rostro, que en realidad son solo las huellas dejadas por eventos que ocurren en la vida.

La forma de ver que defiende wabi sabi se aprende con la práctica. El proceso puede llevar más tiempo si eres perfeccionista. Pierdes mucha energía luego organizando todo de manera impecable y la presión de tus compañeros puede devorarte ya que es más fácil aceptar la imperfección común a todo.

Recurrir a otros

El concepto requiere practicar ver la belleza en lo que parece estar rompiendo. armonía. Por ejemplo, un clavo torcido es un testimonio de un pasado y una historia que puede representar una etapa de su vida. Asimismo, una silla vieja puede ser más reconfortante y cómoda que una silla nueva.

Es especialmente necesario, según el wabi sabi, aprende a estar contento con lo que tienes. También tienes que saber cómo dirigirte a los demás. Para concentrarse en lo esencial y deshacerse de lo superfluo, revise todo lo que posee. El consumo excesivo y la acumulación de bienes y objetos terminan distrayéndote de lo esencial. Wabi sabi requiere tanto una mejor organización de la existencia como no molestarse más con objetos innecesarios.

Con la práctica, se vuelve más fácil concentrarse en lo esencial y crear gradualmente pequeños placeres que mejoran la vida. Puede llevar un cuaderno que le ayude a concentrarse en los pequeños beneficios que le brinda cada día. También necesitas acostumbrarte a practicar la gratitud, que permite notar todo lo positivo que puede aportar la vida.

Así como es importante aprender a observar su entorno, también debe desarrollar el reflejo de observarse a sí mismo. Si te miras en un espejo verás las marcas que ha dejado el tiempo en el rostro que se acumulan cada vez más a medida que envejeces, ya sean arrugas o ojeras. Esto te ayudará a darte cuenta de que, como todo lo que te rodea, no hay nada permanente en ti.

Al aceptar las imperfecciones que aparecen a lo largo de los años, llegarás a aceptar tus imperfecciones y verás la belleza en ellas. Si se toma el tiempo de examinarse la cara, verá que estas imperfecciones son las testimonio de tu humanidad. Tu personalidad también se puede ver desde el wabi sabi. Se recomienda no buscar absolutamente corregir sus fallas sino concentrarse en sus cualidades.

 


Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.